Ayer, aprovechando el día sin coche, hicimos nuestra particular adaptación del movimiento Parking Day. Como ya os conté el año pasado la iniciativa pretende reivindicar un uso distinto del espacio público, colonizando por un tiempo una plaza de aparcamiento y dedicándola a un uso recreativo, doméstico, cultural…Es de todos sabido que el porcentaje de espacio que se dedica al automóvil es inmenso en relación al del peatón o del ciclista, ojalá esto fuera de otra forma. Este año se acercó Xabier de a navalla suíza al que conocimos en esta acción y que nos cayó genial.

Aquí van las fotos.