FOLKE KOEBBERLING / MARTIN KALTWASSER son un estudio muy interesante, dedicado a algo que podríamos llamar arquitectura pero con una relación muy directa con los conceptos del arte moderno. En su  Jellyfish Theatre idearon un espacio hecho de productos de madera que habían sido enviados al vertedero. Así podemos ver tableros de melamina, contrachapados, pallets…

El equipo tiene muchos proyectos interesantes, que podeis consultar en su web, como estas “construcciones” ubicadas en los únicos espacios de la ciudad de Nottingham que no están siendo grabados por cámaras de seguridad. Tras mapear el espacio público decidieron llevar a cabo estas estructuras, que están libres de vigilancia, como lugares de “resistencia intelectual” contra las CCTV. Otro día haré un post de la enorme cantidad de manifestaciones culturales que se oponen a que el espacio público esté continuamente grabado por cámaras de seguridad.

También os quería contar la Pallet House de Matthias loebermann, en evidente relación con el teatro de antes. Construida también con pallets reciclados con la diferencia de que han sido tratados antes de su puesta en obra. El alemán consigue un espacio amable, como una víscera semiperforada, que permite entrar la luz y el viento.

De este arquitecto también me han interesado sus casas

haus m.

haus r.

haus b.

haus l.