No suelo poner ejemplos de obras de arquitectura en este blog pero de vez en cuando es imposible cerrar los ojos a algún ejemplo especialmente llamativo.

Via Téctónica nos hemos enterado del proceso de fabricación de la fachada de las bodegas Gantenbeim, sobre un proyecto de Bearth y Deplazes. Sobre una estructura convencional de hormigón armado se diseñaron unos paneles prefabricados de ladrillo. La curiosidad de esta solución es que cada pieza cerámica está colocada de distinta forma que la anterior, creando una superficie de textura irregular y dificil de captar a la vista. En el instituto THC desarrollaron una construcción robotizada del cierre que les permitió ahorrar tiempos y ganar en precisión, sobre todo en la definición exacta del ángulo que debía tener cada pieza y su separación con la precedente y posterior.

Una vez construidos los paneles se trasladaron a la obra donde se colocaron con una grúa.

El resultado, además de ser una maravilla estética, responde con claridad a las condiciones de iluminación y ventilación precisa que las uvas deben tener.

Via Dezeen hemos conocido la nueva iglesia de Kuokkala de los arquitectos Lassila-Hirvilammi con Luonti.

Su estructura interior es de madera, como casi todas las construcciones de ese país. En España es difícil que este material tenga salida en edificaciones sencillas, como viviendas, mucho menos en iglesias! Sin embargo la calidez y ligereza de los espacios que se pueden conseguir es asombrosa. Esta iglesia parece un nido o un ejercicio de papiroflexia.