Popville es un libro maravilloso. Al abrir cada una de sus páginas una pequeña escena urbana se levanta ante el lector. Comienza con una sencilla construcción, una casa en medio de un arbolado y según avanza  ésta se va complejizando más y más hasta llegar a una miniciudad. El cuidado con el que está concebido y construido es emocionante. Además tiene  que ver con una maqueta que he hecho para fanzine colores y que os enseñaré próximamente.

Lo conciben Anouck Boisrobert y Louis Rigaud con un texto de Joy Sorman. Editado por hélium. Me lo han regalado la semana pasada y me ha encantado.

Curiosamente hace poquito en Today and tomorrow y en Mocoloco había visto esta pieza de Katinka Versendaal, que se llama “Pop up Table” y que se basa en la misma técnica.

El cuidado con el que la artista ha realizado las piezas es impresionante, en la fotografía se puede apreciar la complejidad de los elementos que emergen del plano de cartulina.

Y en urbanshit he encontrado esta instalación que no tiene nada que ver con lo anterior pero que me ha alegrado el día  y que me recuerda a tantas otras cosas que me interesan como por ejemplo los parking day.

“My painted pool” de Rudolf Klöckner, Hamburgo, 2009