Hoy va de vídeos.

El artista audiovisual Daniel Rossa ha dirigido una videoinstalación de Urbanscreen en la fachada de la Kunsthalle de Hamburgo. La idea del grupo fue romper la sólida geometría del edificio de Ungers en una proyección fantástica con la que consigue que todo el lienzo murario de la fachada se mueva al antojo de sus manos. El vídeo sigue con la aparición de los espacios interiores del museo y termina con otros efectos de movimiento simulado.

Con esta instalación el grupo continúa con su investigación sobre la proyección de vídeo y audio sobre arquitecturas existentes.