Desde mis tiempos de estudiante de arquitectura me gusta imaginar los jardines de las casas que proyecto. Una de las ideas que me rondan la cabeza y que aún no he podido realizar es la de crear topografías para tumbarse con parte de la tierra que sobra de las excavaciones. Me parece muy divertido tanto para niños como para mayores. Combinado con un buen proyecto de plantación de especies arbóreas puede quedar algo espectacular. Hace poco se lo propuse a mis padres aprovechando que a lo mejor se hacen una piscina en la finca pero parece que la obra se ha postpuesto. Mientras tanto me conformaré con las fotografías de otros autores que sí que lo han hecho.

Este es de Lisette Spee y Tim Van den Burg

large_1ffc2d_lawnge1voorsite

lawnge_6

lawnge_5